¿Sabías que contamos con 32 piezas dentales y sin embargo los niños cuentan con 20 dientes de leche? Pues bien, la fase de desarrollo y erupción dental ocupa un lugar fundamental en la salud oral, tanto a corto como a largo plazo.

Sin embargo, en ciertos casos los dientes de leche no se caen. Pero ¿por qué? ¿A qué se debe y cuáles son las posibles soluciones? ¡Descubre todos los detalles en este post!

¿Cuándo suelen caerse los dientes de leche?

Como ya sabes, los dientes de leche empiezan a erupcionar entre los 6 y los 12 meses, dependiendo de cada niño. Esta fase culmina cuando se cumplen los 3 años, edad en la que debe contar con 20 piezas dentales en total: ochos incisivos, cuatro colmillos y ocho molares.

Hasta los 6 años aproximadamente, no empieza el proceso de caída de la dentición temporal, el cual suele culminar entre los 10 y los 12 años. A pesar de que esta es la situación más común, en algunos casos los dientes de leche no llegan a caerse.

¿En qué casos los dientes de leche no se caen?

Las principales causas por las que no llegar a producirse la caída de dientes de leche son:

  • Agenesia dental: se trata de una anomalía que se caracteriza por la ausencia de uno o varios dientes definitivos. Esta situación afecta generalmente a incisivos laterales y premolares, así como a muelas del juicio. Cuando esto sucede, es bastante común que el diente de leche no se llegue a caer. Al no haberse formado el diente permanente, el de leche no ha sido estimulado para su caída.

La elección del tratamiento dependerá de cada caso. A veces es necesario extraer la pieza dental y otras, la mejor opción es mantener el diente de leche el mayor tiempo posible.

  • Anquilosis: en algunos casos se produce la unión de la raíz del diente al hueso, lo cual evita la erupción y la movilidad dental. Generalmente se da en segundos molares temporales inferiores. De hecho, en ciertos casos esta alteración se manifiesta mediante el molar hundido con respecto a las demás piezas dentales.

En estos casos, la mejor opción suele ser la extracción del diente de leche para evitar que se produzca algún deterioro en el hueso al que está pegado.

De todos modos, es fundamental que el niño acuda periódicamente al dentista para que pueda valorar cualquier tipo de problema, así como pautar la solución adecuada lo antes posible. Recuerda que en Agudo Rosa contamos con un equipo de especialistas en odontopediatría que se encargará de velar por la salud bucodental de los más pequeños.

Para conocer más detalles sobre nuestro centro, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental de Albacete. ¡Estaremos encantados de poder ayudarte!

Por último, no te olvides de que puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera consulta gratuita.

¡Un cordial saludo!

https://clinicadentalagudorosa.com/