Según la Organización Mundial de la Salud, más de 530 millones de niños en el mundo tienen caries en sus dientes de leche. Concretamente, en España, el 31% de los niños menores de 6 años sufren un problema de caries dental. Pero ¿por qué se producen y cómo evitarlo? Si quieres conocer la respuesta, ¡sigue leyendo este post!

¿Por qué se produce la caries?

El cuidado de salud bucodental infantil es fundamental. Siempre les insistimos a los padres y madres de nuestra clínica dental en Albacete que deben acudir con sus hijos al dentista frecuentemente para evitar que aparezcan las temidas caries.

Los principales factores de riesgo que existen son:

  • Consumo excesivo de bebidas y alimentos azucarados.
  • Higiene bucodental deficiente.
  • Falta de visitas al dentista.

¿Cuándo debe un niño empezar a lavarse los dientes?

Para impedir que se produzcan caries en los dientes de leche es esencial llevar a cabo hábitos adecuados desde el principio de vida. De hecho, es importante empezar la higiene bucal desde el nacimiento. Para ello, el padre o la madre puede utilizar una gasa humedecida y limpiar las encías y la lengua. De esta manera, se evitarán las conocidas como caries del biberón producidas por la lactancia materna o de fórmula.

A medida que vayan erupcionando los dientes de leche, se incorpora un cepillo adaptado a las necesidades del niño y se empieza a utilizar una pequeña cantidad de dentífrico, como el tamaño de un grano de arroz, con 1.000 ppm de flúor. A partir de los 3 años, se puede comenzar a utilizar un dentífrico con 1.000 a 1.450 ppm de flúor.

Por supuesto, la labor de los padres es fundamental. Hasta que el niño empiece a tener su propia autonomía, el cepillado será realizado por los padres. A partir de los 4 años, el niño deberá aprender a cepillarse los dientes bajo supervisión.

Y entonces, ¿cómo debe ser el cepillo de dientes para tu hijo?

El cepillo debe ser adecuado al tamaño de la boca del niño. Nuestra recomendación es elegir uno con un cabezal pequeño, redondeado y con filamentos redondeados muy suaves. Conviene ir comprobando el desgaste del cepillo y cambiarlo cada dos o tres meses.

Además, una buena idea es escoger uno que sea del color favorito de tu hijo o con sus dibujos preferidos. Así, el hábito de lavarse los dientes será más fácil para él.

No obstante, en Agudo Rosa contamos con un equipo de especialistas en odontopediatría que se encargará de proporcionar todos los cuidados que las sonrisas de tus hijos necesitan.

Si quieres conocer más detalles sobre nuestro centro, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental de Albacete. ¡Estaremos encantados de poder ayudarte!

Por último, no te olvides de que puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera consulta gratuita.

¡Un cordial saludo!

https://clinicadentalagudorosa.com/