¿Uno de tus dientes se ha oscurecido? No te preocupes, esta situación ocurre de vez en cuando y afecta a algunas personas. Para estos casos, el blanqueamiento dental interno suele ser la mejor opción. Si quieres conocer en qué consiste y por qué se lleva a cabo este tratamiento, ¡sigue leyendo este post!

Antes de nada, ¿qué es un blanqueamiento dental?

Como ya sabes, el blanqueamiento es un tratamiento de estética dental que se encarga de aclarar varios tonos el color del esmalte dental. Mediante la acción de un agente blanqueador como el peróxido de hidrógeno o de carbamida que se aplica sobre los dientes, conseguimos una sonrisa más brillante y luminosa.

Es uno de los tratamientos más demandados en nuestra clínica dental en Albacete, gracias a los resultados obtenidos. Además, es completamente seguro e indoloro.

¿Y un blanqueamiento dental interno?

A diferencia del blanqueamiento dental, que se aplica en la cara externa de todos los dientes, el blanqueamiento interno es una técnica que se realiza únicamente en piezas dentales que son más oscuras que las demás y han sido previamente endodonciadas.

Debido al paso del tiempo, un diente que ha sido previamente endodonciado puede oscurecerse. Este efecto antiestético para la sonrisa se soluciona con un blanqueamiento dental interno. Tal y como su propio nombre indica, este procedimiento se realiza en el interior del diente. Pero ¿cuál es el paso a paso de este tratamiento?

¿Cuál es el procedimiento de un blanqueamiento dental interno?

Este el paso a paso de un blanqueamiento dental interno:

  1. Diagnosticar el problema: el primer paso es acudir a la clínica para que el equipo de especialistas pueda analizar el caso y asegurarse de que el blanqueamiento dental interno es la mejor opción. Se realizan una serie de pruebas para evaluar en qué estado se encuentra el diente endodonciado y, además, se registra el color de los dientes del paciente.
  1. Aplicar el gel blanqueador: el odontólogo procede a la apertura de la cavidad pulpar en la que anteriormente se realizó la endodoncia. Después, desinfecta la cavidad, asegurándose que el interior del diente queda completamente limpio. Una vez que la cavidad está perfectamente limpia, aplica el gel blanqueador en el conducto radicular.
  1. Realizar el sellado: tras haber aplicado el gel blanqueador, la cámara pulpar se sella de forma temporal con un material biocompatible con el organismo, que no genera rechazo ni reacciones alérgicas.
  1. Revisar el tratamiento: después de una semana, que es el tiempo en el que se aprecian los resultados, el paciente acude nuevamente a la clínica. En esta visita, el odontólogo retira el sellado y valora el resultado. Si el diente cuenta con el color deseado, sella y reconstruye el diente de forma definitiva. En caso, contrario, se volvería a realizar el mismo procedimiento hasta alcanzar el resultado deseado.

Recuerda que en Agudo Rosa contamos con un equipo de especialistas en odontología general y conservadora que se encargará de cuidar de tu salud bucodental, proporcionándote un tratamiento adaptado a tus necesidades.

Si quieres conocer más detalles sobre nuestro centro, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental de Albacete. ¡Estaremos encantados de poder ayudarte!

Por último, no te olvides de que puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera consulta gratuita.

¡Un cordial saludo!

https://clinicadentalagudorosa.com/