La ortodoncia convencional genera infinidad de beneficios para la salud y la estética bucodental de las personas. No obstante, es cierto que durante los últimos años esta especialidad de la odontología ha avanzado enormemente.

En este sentido, han aparecido diferentes tratamientos que han apostado por la comodidad, el bienestar y la imagen del paciente. Entre ellos, Invisalign. Por ello, queremos mencionar 5 desventajas de los brackets frente a la ortodoncia invisible. Así que, si estás pensando en corregir tu sonrisa, ¡te interesa seguir leyendo este post!

1. Restricciones alimentarias

Uno de los inconvenientes de la ortodoncia tradicional son las pequeñas restricciones alimentarias que conlleva. Para impedir que se despegue algún bracket o el arco del aparato, siempre recomendamos reducir o evitar el consumo de alimentos demasiado duros o pegajosos como por ejemplo frutos secos, caramelos o chicles.

Por el contrario, con la ortodoncia invisible todo es mucho más fácil. Sus alineadores se pueden quitar y poner para comer, por lo que es posible llevar a cabo una dieta totalmente normal.

2. Higiene bucodental

Los brackets complican ligeramente la limpieza oral, puesto que favorecen la acumulación de restos alimenticios entre el diente y el aparato. Por ello, al llevar este tipo de ortodoncia, la higiene dental debe ser mucho más minuciosa de lo habitual.  De hecho, es esencial dedicar unos minutos más al cepillado diario y utilizar complementos como cepillos interproximales o irrigador bucal para eliminar cualquier residuo.

Con Invisalign, la limpieza bucodental es muy sencilla. Al ser un sistema removible, los alineadores se pueden quitar para cepillar los dientes con total normalidad.

3. Mayor probabilidad de caries

En relación con el punto anterior, al llevar brackets los restos alimenticios tienden a acumularse con más facilidad y, por tanto, la probabilidad de que se forme placa bacteriana y sarro es mayor. Por ello, hay más posibilidades de desarrollar caries.

Con la ortodoncia invisible, al poder llevar a cabo una higiene completamente normal, este riesgo se ve completamente reducido.

4. Se notan más

Otra de las desventajas de la ortodoncia con brackets es la estética. A nivel visual, los brackets se notan muchísimo más que la ortodoncia invisible. Ten en cuenta que esta última consiste en unos alineadores invisibles hechos a medida con los que nadie se dará cuenta de que llevas aparato.

5. Menos confortables

Por último, los brackets en ciertos momentos son un poco más incómodos que la ortodoncia invisible. En algunos casos pueden llegar a generar rozaduras, aunque la cera dental representa una excelente solución.

Sin embargo, Invisalign destaca por su comodidad. Estos alineadores están hechos en un material termoplástico finísimo que no genera ningún tipo de llagas ni de roces.

Si estás buscando un centro de ortodoncia invisible en Albacete, en Agudo Rosa contamos con un equipo de ortodoncistas que se encargará de estudiar tu caso y proponerte un tratamiento a tu medida, ofreciéndote la sonrisa que siempre has deseado.

Para conocer más detalles sobre nuestro centro, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental de Albacete. ¡Estaremos encantados de poder ayudarte!

Por último, no te olvides de que puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera consulta gratuita.

¡Un cordial saludo!

https://clinicadentalagudorosa.com/